¿Cuáles son los tres principales servidores web que existen?

Para conocer cuáles son los tres principales servidores web que existen, primero debemos saber qué es el alojamiento web y para qué sirve. El alojamiento web, también conocido como “hosting”, es el espacio en el que se aloja una página web, es decir, es ese espacio de internet donde se pueden almacenar contenidos que pueden ser compartidos por otros.

En el mundo del marketing digital, el servicio de hosting aloja a una página web con el fin de darla a conocer y en ella se puedan realizar desde ventas, reforzar la marca de una empresa, captar leads y crear comunidades, entre otros objetivos. Este servicio, además, dispone de un servidor propio de correo electrónico que permite crear otras cuentas de correo con un dominio propio.

Factores que destacan de un servicio de alojamiento web

Al momento de elegir un servicio de alojamiento web, existen algunos factores que debemos tomar muy en cuenta, estos son el espacio en el disco, la velocidad, la facilidad de gestión, el soporte y atención al cliente, la seguridad y su reputación.

El espacio en el disco es el que se asigna dentro de un servidor web, este debe ser, como mínimo, de 1 GB para que funcione con fluidez, aunque actualmente existe la tecnología SSD, la misma que permite que una página web funcione a la perfección.

Por otra parte, para entender la diferencia entre el servidor web y el servicio de alojamiento u hosting, debemos comprender que el primero es un equipo o máquina física o virtual que constantemente está conectada a internet, mientras que el segundo es un espacio de almacenamiento dentro de un servidor.

Clases de servidores web

En esta oportunidad, clasificaremos a los servidores web de acuerdo a los tipos de hosting web que existen. Los tres más importantes son el hosting compartido, el hosting VPS y el servidor dedicado.

Hosting Compartido

Este es el tipo de alojamiento u hosting web que una agencia de marketing digital asigna a sus clientes dentro de un servidor compartido por otros usuarios. El porcentaje de recursos que corresponden a cada usuario dependen del contrato que se haya firmado, esto implica la memoria RAM, el mismo espacio en el disco y el ancho de banda.

Ahora bien, lo que se puede destacar del hosting compartido es que tiene un precio económico en comparación a otros, las agencias que la otorgan son las que se encargan de su mantenimiento, puede dar lugar a múltiples dominios.

Contrario a estas ventajas es que los recursos son limitados, los fallos que haya en el servidor afectan a todos los usuarios y las configuraciones del servidor no pueden personalizarse. Además, si alguna de las páginas web consumen mucho espacio y banda ancha, los otros usuarios se verán afectados.

Hosting VPS o Servidor Virtual Privado

Por su parte, el hosting VPS consiste en una partición virtual que se da dentro de un servidor donde se asignan recursos exclusivos a cada uno de los usuarios. A diferencia del hosting compartido, con el hosting VPS se pueden instalar sistemas operativos, además de trabajar con plena libertad y sin ningún tipo de limitaciones.

A nivel mundial es uno de los servicios de alojamiento web más populares y más requeridos, especialmente para páginas web que corresponden a empresas y negocios. La tecnología que se usa proporciona recursos privados a cada servidor con múltiples usuarios.

Entre las ventajas de este servidor es que es mucho más fiable y rápido, los problemas que tengan otros usuarios no afectan en lo mínimo, además de que las bases de datos y archivos de cada uno están protegidos.

Servidor Dedicado

El servidor dedicado es exclusivo, lo que quiere decir que no es compartido con otros usuarios. Las agencias que la facilitan son las que, por lo general, se encargan de su mantenimiento, mientras que cada usuario puede gestionar desde el panel de administración. Es un servicio completo y es el que grandes corporaciones contratan para que sus páginas web tengan más recursos y sean más ágiles en cuanto a velocidad.

De hecho, es un servidor más seguro, ya que no se comparte el espacio con otros usuarios, además, son pocas las veces que requiere de una actualización, permite alojar cualquier tipo de página web o plataforma digital y se adapta a diferentes sistemas operativos.

Como podemos notar, las diferentes entre los tres principales servidores son notorios, más allá de hablar de precios. Las diferencias más notorias están relacionadas al espacio en el disco y en el servidor, y si estos son compartidos o no, lo cual altera su rendimiento y velocidad.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *